19/2/17

El cerebro también canturrea sus melodías preferidas [19-2-17]


El cerebro también canturrea sus melodías preferidas

El ritmo de las neuronas. La música es llave de la memoria, la emoción y la inteligencia.


Nos habrá pasado algún día, seguramente, escuchar en la radio una vieja canción de nuestra infancia y que eso nos retrotraiga a los albores de nuestra vida como una película que empieza a pasar de nuevo por la mente. O pasear por algún lugar remoto del extranjero y que sea cierta música la que despierte la melancolía por el lugar de donde somos .

¿Qué cualidad tiene entonces la música que parece actuar, en muchos casos, como llave que moviliza mecanismos como la memoria, la emoción, la inteligencia humana ? Aunque los neurocientíficos recién están empezando a descubrir cómo nuestros cerebros procesan la música, existe evidencia de activación compleja y generalizada en muchas áreas del cerebro cuando uno toca, escucha o se imagina mentalmente música.

El cerebro es modificado por la música y la exposición a la música podría aumentar el funcionamiento emocional y cognitivo.

Un estudio reciente publicado en la prestigiosa revista Nature Neuroscience demostró, por primera vez, que escuchar música libera la misma sustancia química en el cerebro que la comida, el sexo e, incluso, las drogas : la dopamina . Esta molécula está muy fuertemente vinculada a los circuitos de recompensa en nuestro sistema nervioso.

Para evaluar el mecanismo biológico detrás de una experiencia musical agradable, el equipo utilizó neuroimágenes funcionales (que nos permiten ir visualizando, en tiempo real, qué áreas del cerebro se activan frente a distintos estímulos) y captar cambios en la temperatura corporal, la conductividad de la piel, la frecuencia cardíaca y la respiración, que los participantes sentían en respuesta a sus canciones favoritas.

Los investigadores encontraron que la dopamina se libera en dos áreas del cerebro: en primer lugar, en anticipación a un pico musical, en el núcleo caudado , clave en el aprendizaje y la memoria; a continuación, durante la experiencia máxima, en el núcleo accumbens , un sitio clave de las vías de recompensa y el placer. Nuestra experiencia con la música también puede variar los patrones de actividad en nuestro cerebro.

Otra cuestión relevante es pensar los mecanismos que se activan para la ejecución musical . En músicos expertos existe una mayor densidad de conexiones entre distintas estructuras del cerebro, a fin de afianzar la coordinación, por ejemplo, de las secuencias motoras necesarias para tocar un instrumento. Esta capacidad del cerebro de ir reorganizándose para alimentar la alta demanda de actividad musical es crucial también porque permite pensar en la utilización de la música para la rehabilitación .

De hecho, investigadores de la Universidad de Harvard han entrenado con ciertos tonos musicales a pacientes que habían sufrido un accidente cerebrovascular, que había afectado su capacidad para comunicarse de manera oral. Observaron que, tras un intenso entrenamiento, se habían remodelado las áreas “sanas” para compensar la falta de funcionamiento de las áreas afectadas por el accidente.

Estas reflexiones nos permiten reconsiderar la simple y reiterada definición que da cuenta de que la música es un arte que combina mucho más que los sonidos.

16/2/17

El aterrador síndrome que impide controlar las acciones que realiza tu propia mano

El aterrador síndrome que impide controlar las acciones que realiza tu propia mano

Imagina despertarte en el medio de la noche con dificultades para respirar porque una de tus manos está sobre tu garganta. Imagina que tratas de quitarla con la otra mano, pero te cuesta mucho hacerlo.


bbc.com

Puede parecer la escena de una película de terror, pero no lo es, es lo que ha vivido personas que sufren de una rara condición médica conocida como el síndrome de la mano ajena, anárquica o alienígena.

Para quienes lo padecen, la experiencia puede ser aterradora. Describen tener la sensación de que la mano tiene vida propia porque ellos no pueden controlar lo que hace, actúa de manera autónoma en contra de su voluntad.

"Es uno de los fenómenos más interesantes en el campo de la neurología. La mano realiza movimientos precisos con un objetivo y, sin embargo, quienes lo sufren afirman que estas acciones son involuntarias", indica Sergio Della Sala, profesor de neurología de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido, quien ha estudiado el síndrome durante años y ha publicado varias investigaciones al respecto.


Incontrolable


La forma en la que se manifiesta esta dolencia es variada.

La mano de Karen Byrne, una mujer de 55 años que vive en New Jersey, Estados Unidos, trataba de golpearla y abofetearla. Pero eso no era lo único que hacía.

Durante una consulta médica, el especialista que trataba a Byrne le preguntó a la mujer por qué estaba desabotonándose la camisa.

"No tenía ni idea de que mi mano izquierda estaba abriendo los botones. Con la derecha, los volví a abotonar. Apenas terminé, la izquierda volvió a hacer lo mismo. En otras ocasiones, sacaba cosas que tenía en mi cartera y yo ni me daba cuenta", le contó Byrne a la BBC.

La experiencia de una paciente de 77 años, también diagnosticada con este síndrome, fue diferente.

La mujer relató que, mientras veía la televisión, su mano izquierda empezó a acariciarle el rostro y el cabello. Trató de impedir los movimientos con su mano derecha, pero no lo logró. Durante media hora, su mano izquierda siguió acariciándola.

Su caso fue analizado por el Centro de Ciencias de la Salud de la Escuela de Medicina de la Universidad de Texas, en Estados Unidos.


¿Por qué ocurre?


Un estudio acerca del síndrome de la mano alienígena publicado en la Revista de Neurología refiere que, generalmente, las acciones son desencadenadas por los objetos que se encuentran cerca de quienes lo sufren.

"Está asociado con la manipulación compulsiva de objetos, con el manoseo y la acción de agarrar algo. Esto suele ocurrir con más frecuencia cuando la persona está cansada o ansiosa", se explica en la investigación.

Algunos pacientes han reportado que, estando en tiendas, la mano que no pueden controlar agarra objetos y los introduce en sus bolsillos. En otras ocasiones, cuando hay personas cerca, las indiscreciones pueden ser peores.

Las personas que padecen esta condición han sufrido una lesión en el cerebro, particularmente en el cuerpo calloso, el haz de fibras nerviosas que comunica a los dos hemisferios cerebrales para que trabajen de forma conjunta y complementaria.

En el caso de Byrne, por ejemplo, el síndrome se desarrolló tras una cirugía en el cuerpo calloso a la que se sometió a los 27 años para controlar su epilepsia, una condición de la que había sufrido desde los 10 años.


Impacto

Aneurismas y accidentes cerebrovasculares también pueden ocasionar el síndrome, según indica Della Sala en un artículo publicado por la Sociedad Psicológica Británica.

El especialista también se refiere al impacto que tiene la condición en la vida diaria de quien lo sufre y de quienes están a su alrededor.

Relata el caso de una paciente cuya mano agarró las espinas de pescado que habían quedado en un plato durante una cena y se las metió en la boca. Poco después, la mano agarró el helado de otro comensal, y cuando la otra mano trató de intervenir para devolverle el helado a su dueño, el forcejeo entre ambas tumbó el postre al piso.

Della Sala cuenta que la mujer estaba extremadamente avergonzada.

Según un estudio elaborado por las universidades de Pensilvania, Columbia y el Centro Médico Maimonides, en Estados Unidos, no hay tratamientos recomendados para tratar esta condición.

En algunos casos, hay fármacos que ayudan a controlar los movimientos de la mano. En otros, se prueban estrategias de rehabilitación que sean útiles para el paciente en su día a día. Una de ellas es la de distraer a la mano con algún objeto o tratar de meterla en un bolsillo.

3/2/17

El verano dispara las cefaleas [3-2-17]


El verano dispara las cefaleas

Neurólogos advierten de que el verano incrementa los dolores de cabeza

Exhaustos del ajetreo de todo el año, el verano, entendido como ruptura, se presenta como el remedio para todos los males, excepto para aquellos que sufran cefaleas.

La  Sociedad Española de Neurología (SEN) advierte de que "el calor y la propia claridad del verano" son el caldo de cultivo para los dolores de cabeza y señala que el estío es la época en la que estas patologías se desarrollan con más facilidad, principalmente en los días calurosos.

La dilatación de las arterias cuando el termómetro se dispara provocan riesgo de sufrir estos trastornos, sobre todo entre aquellos que no las padecen habitualmente.

Ruptura de rutina

El hombre es un ser de costumbres y el migrañoso "enemigo de romper la rutina", dice el coordinador del Grupo de Estudios de Cefaleas de la SEN, Samuel Díaz.

El neurólogo señala que la ruptura de horarios que impone el verano -de comidas y sueño- unidos al propio carácter de esta época , "como los cambios de temperatura o el aire acondicionado" contribuyen a acrecentar el dolor de cabeza.

¿Cómo evitarlo?  Díaz recomienda  aprovechar esta época para relajarse, pero sin dejarse llevar demasiado por el aliciente de ruptura del verano. Así, por ejemplo, aconseja  " no alterar en exceso los ritmos biológicos", y recomienda madrugar.

Según Díaz, los migrañosos son "muy sensibles", y añade: "La puerta de entrada de los estímulos al cerebro está demasiado abierta". Por eso cuando padecen una cefalea aguda necesitan estar a oscuras, quietos y en silencio. "Es como una resaca", señala.

El facultativo explica que los enfermos de cefalea, quienes la sufren de forma habitual -"entre una y dos veces al mes", matiza- lo pasan "muy mal". Los enfermos crónicos incluso deben someterse a un tratamiento preventivo para que la enfermedad no suponga una merma en su calidad de vida.

31/1/17

El amor modifica el cerebro [31-1-17]


El amor modifica el cerebro

¿Qué provoca estar enamorado en nuestro cerebro? Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Ciencias y Tecnología de Hanui (China) ha determinado que el amor cambia el cerebro; literalmente, ya que más de 10 áreas del cerebro sufren modificaciones en sus niveles de actividad cuando nos encontramos en ese estado motivacional en el que deseamos mantener una relación estrecha con alguien muy concreto.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron un experimento con 100 alumnos de universidad que fueron divididos en tres grupos: los que afirmaban estar enamorados, los que no tenían pareja y los que habían terminado una relación hacía poco tiempo. A todos ellos se les pidió que dejaran la mente en blanco y se les realizó una prueba de resonancia magnética funcional (fMRI) para registrar los niveles de actividad en las distintas áreas del cerebro.

El examen de los datos reveló que el cerebro de los participantes enamorados presentaba al menos una docena de zonas de forma distinta, que se activaban de manera coordinada solo en ellos y que registraban un aumento de actividad constante. En el resto de participantes, la única actividad destacada fue la del núcleo caudado. Estos resultados evidencian que el amor incrementa la actividad en las áreas del cerebro relacionadas con la motivación, las redes cognitivas, la recompensa o las aptitudes sociales y, cuanto más tiempo ha transcurrido desde una ruptura sentimental, más baja es la actividad en estas zonas, según los resultados de los escáneres cerebrales.

“Es la primera prueba empírica de que el amor altera la arquitectura funcional del cerebro”, apuntan los autores. Y es que es el primer estudio que registra la actividad del cerebro en estado de reposo de jóvenes enamorados y compara esta actividad cerebral con la de jóvenes que sin pareja.

El estudio ha sido publicado en la revista Frontiers of Human Neurosicence.

28/1/17

Las claves de la memoria fotográfica

Las claves de la memoria fotográfica

Se estima que 8 de cada 100 niños poseen memoria fotográfica. ¿Y entre los adultos?

muyinteresante.es

La memoria fotográfica, también denominada memoria eidética o hipermnesia es muy poco común en adultos pero entre el 2% y 10% de los niños la experimenta a muy temprana edad; sin embargo, esta capacidad tiende a desaparecer tras los seis años de edad, momento en el que los más pequeños aprenden nuevas formas de procesar la información y la memoria fotográfica deja de ser crucial en el aprendizaje.

Esta capacidad de recordar la información con un nivel de detalle extremadamente preciso no es hereditaria y si no se diagnostica a tiempo y, por tanto, no se entrena ni se cultiva, la habilidad acaba diluyéndose para finalmente desaparecer.

Como curiosidad, las personas con memoria fotográfica cuando se esfuerzan en recordar una escena al milímetro, mueven sus ojos como si estuvieran escaneando la imagen o escena que están recuperando de su cerebro directamente desde su perspectiva visual (como si estuviera ahí aún). Como contrapartida, si pronuncian una palabra o frase corta en los segundos de recuperación de recuerdos, la calidad de la imagen eidética se debilita, según explica la revista Scientific American.

Por el momento no existen estudios que aclaren con suficiente evidencia científica que la memoria fotográfica pueda ser entrenada o aprendida. Y, pese a todo, los mecanismos subyacentes a la memoria fotográfica y cómo poder desarrollarla son aún un misterio.

Las memorias pueden ser imprecisas y manipulables [28-1-17]


Las memorias pueden ser imprecisas y manipulables

Pero muchos estadounidenses creen que son más estables de lo que realmente son, halla una encuesta


Muchos estadounidenses creen que la memoria es más potente, confiable y objetiva de lo que es en realidad, halla una encuesta reciente.

La encuesta telefónica de 1,500 personas halló que casi dos tercios consideraban que la memoria humana era como una cámara de video que grababa información detallada para revivirla luego, según los investigadores.

Casi la mitad de los participantes creían que una vez las experiencias se almacenan en la memoria, esas memorias no cambian, y casi 40 por ciento afirmaron que el testimonio de un solo testigo ocular confiado debería ser suficiente para condenar a alguien por un crimen.

Pero los investigadores señalaron que éstas y otras creencias sobre la memoria no son respaldadas por la investigación, que muestra que la memoria puede ser imprecisa, e incluso manipularse. Por ejemplo, incluso los testigos que se sienten confiados sobre lo que han visto se equivocan alrededor del 30 por ciento de las veces.

"La falibilidad de la memoria está bien establecida en la literatura científica, pero las intuiciones erróneas sobre la memoria persisten", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign el colíder del estudio Christopher Chabris, profesor de psicología del Colegio Union de Schenectady, Nueva York. "La extensión de esas creencias erróneas ayuda a explicar por qué tanta gente supone que los políticos que tal vez simplemente recuerdan las cosas mal deben de estar mintiendo a propósito".

Estos hallazgos tienen implicaciones importantes en varias áreas, incluso casos legales.

"Nuestras memorias pueden cambiar incluso sin darnos cuenta", señaló en el comunicado de prensa el colíder del estudio Daniel Simons, profesor de psicología de la Universidad de Illinois. "Esto significa que si un acusado no puede recordar algo, un jurado podría suponer que miente. Y recordar mal un detalle puede dañar la credibilidad del resto del testimonio, cuando tal vez solo refleje la falibilidad normal de la memoria".

25/1/17

El ejercicio regular parece proteger de la migraña [25-1-17]


El ejercicio regular parece proteger de la migraña

Un estudio mostró que funcionó igual de bien que los fármacos para prevenir los ataques

El ejercicio puede evitar las migrañas igual de bien que los fármacos y las técnicas de relajación, sugiere un nuevo estudio sueco.

"Nuestra conclusión es que el ejercicio puede funcionar cono alternativa a la relajación y al topiramato [un medicamento contra las migrañas] cuando se trata de prevenir migrañas, y es particularmente adecuado para los pacientes que no desean o no pueden tomar los fármacos preventivos", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Gotemburgo la autora líder del estudio Emma Varkey, fisioterapeuta y estudiante doctoral de la Academia Sahlgrenska de la universidad.

En el estudio, Varkey y colegas evaluaron a 91 pacientes de migraña durante tres meses.

Se pidió a un tercio de los pacientes que hicieran 40 minutos de ejercicio tres veces por semana. Otro tercio de los participantes realizó técnicas de relajación, y se recetó topiramato al último tercio. Los investigadores también siguieron a los pacientes a los tres y a los seis meses tras el final de los tratamientos.

El estudio, que aparece en la edición actual de la revista Cephalalgia, halló que los pacientes de los tres grupos experimentaron menos migrañas. Los autores del estudio dijeron que el ejercicio era igual de eficaz en la prevención de las migrañas que los medicamentos y las técnicas de relajación.

Un experto concurrió en que la actividad física puede ser clave en la prevención de la migraña.

"El estudio muestra claramente la importancia de un programa de ejercicio", señaló el Dr. Robert Duarte, director del Centro del Dolor del Sistema de Salud Judío North Shore-Long Island en Manhasset, Nueva York. "El ejercicio es otra forma de relajación, y es bien sabido que provoca una liberación de endorfinas, las sustancias analgésicas del propio cuerpo. Se debe aconsejar firmemente a los pacientes de migrañas que introduzcan un programa de ejercicio como parte de su programa de prevención de las migrañas".

Pero, añadió Duarte, los pacientes "deben consultar a un médico de atención primaria antes de iniciar una rutina de ejercicio".

22/1/17

Esclerosis Múltiple, discapacidad no traumática en los adultos jóvenes

Esclerosis Múltiple, discapacidad no traumática en los adultos jóvenes

cronica.com.mx.-Bertha Sola

Época de frío podría afectar la calidad de vida de los pacientes con esclerosis

Con la llegada del invierno es muy claro que todos debemos tomar precauciones para evitar enfermedades, pero particularmente los pacientes que viven con algún padecimiento como la esclerosis múltiple (EM), a quienes cambios temperatura podría implicar afectación en su calidad de vida, destacó el doctor Erwin Chiquete Anaya, neurólogo, investigador nacional e integrante de la Academia Mexicana de Neurología (AMN).

La Esclerosis Múltiple afecta directamente al sistema nervioso central cuando la mielina –que es la sustancia que recubre los axones de las neuronas– se deteriora debido al ataque del propio sistema inmune, lo que provoca un “brote” cuya manifestación y gravedad pueden variar, pero entre las más comunes se encuentran parálisis parcial, alteraciones del equilibrio y sensitivas, afección de la vista en uno o ambos ojos, y espasticidad de extremidades.

Especialistas de la Academia Mexicana de Neurología (AMN), refieren que además del calor, que en las épocas correspondientes resulta en un efecto “agotador” para los pacientes con un empeoramiento de algunos síntomas que incluyen bajo rendimiento físico, durante la temporada de frío también es conveniente tomar algunas precauciones.

“Aunque quizá existan diferencias en las varias poblaciones humanas, muchos pacientes con EM refieren que sus síntomas empeoran en la época de calor o con los aumentos de la temperatura corporal interna (p. ej. en fiebre o con el ejercicio físico); no obstante, en la época fría del año pueden ocurrir fenómenos que retan la calidad de vida del paciente”, dijo el experto.

Por ejemplo, unos cuantos pacientes refieren aumento de la espasticidad, otros mencionan problemas para iniciar la marcha, pero sobretodo, el riesgo de infecciones virales de vías respiratorias (muy comunes en la época fría) que puede incrementar el riesgo de brotes de la enfermedad”, explicó el doctor Erwin Chiquete Anaya, neurólogo, investigador nacional e integrante de la Academia Mexicana de Neurología.

El especialista refirió que “los cambios bruscos de temperatura, pero sobretodo las temperaturas extremas durante el año, pueden imponer barreras al paciente con EM para una calidad de vida ideal. En las épocas muy frías pueden aumentar el riesgo de recaídas, mientras que las épocas muy calientes pueden aumentar la severidad de los síntomas previos que han dejado las recaídas”, advirtió.

“Al momento esta enfermedad afecta en el mundo a 2.5 millones de personas, mientras que en México se ha estimado que la cifra oscila entre los 12,000 y 15,000 pacientes; adicionalmente, el daño cognitivo impacta directamente en la vida personal y profesional de los pacientes, por lo que un diagnóstico oportuno nos permitiría preservar su calidad de vida al mantener bajo control a la enfermedad, particularmente si se administra una terapia que además de evitar recaídas, disminuya la velocidad de pérdida del volumen cerebral, que en las personas con la enfermedad puede ser hasta 3 veces más rápida que en un individuo sano”, aseguró.

“Si bien aún es necesario realizar muchos más estudios que nos permitan conocer en qué otras maneras afectan los cambios de temperatura a los pacientes con EM, entre las recomendaciones que pueden ser de gran utilidad para contrarrestar los efectos negativos del frío tenemos que los pacientes deben evitar contraer infecciones respiratorias virales”, agregó. 

El té caliente, ropa térmica o el baño con agua tibia no están contraindicados, pero no se recomienda tomar largos baños con agua caliente o el uso de calentadores eléctricos a altas temperaturas, porque el calor constante puede empeorar algunos síntomas de la enfermedad. El objetivo de cualquiera de estas medidas es el de mantener la temperatura corporal normal, ya que cualquier extremo puede afectar a los pacientes.

“La EM es la primera causa de discapacidad no traumática en los adultos jóvenes; sus brotes o ‘recaídas’ consisten en un empeoramiento inmediato de la función neurológica, física o mental, con una duración mayor a 24 horas y que, de manera progresiva, se acumulan para dar lugar a la discapacidad”, detalló el doctor Chiquete.

Finalmente, detalló que la EM tiene mayor incidencia en las personas de raza blanca, con mayor frecuencia en mujeres (dos por cada hombre) y el 70% de los casos se presentan entre los 20 y 40 años de edad, con un alza en los 30 años, por lo que existe un detrimento de la calidad de vida en las edades más productivas de los adultos jóvenes.

21/1/17

Luz solar, uno de los riesgos de esclerosis múltiple [21-1-17]

Luz solar, uno de los riesgos de esclerosis múltiple

Bajos niveles de luz solar y fiebre glandular figuran entre los principales riesgos de padecer esclerosis múltiple, una enfermedad con más prevalencia en sitios alejados de la región ecuatorial.

Así lo demuestran especialistas en un reciente estudio publicado en la revista Neurology, tras el análisis de los ingresos hospitalarios a causa de esta patología en Gran Bretaña, país con elevados índices de afección en la región norte.

Los autores, académicos de la Universidad de Oxford, recopilan también información sobre su incidencia en Escocia, cuyos enfermos presentan además déficit de vitamina D.

A juicio de los especialistas, el análisis de la luz solar podría explicar el 61 por ciento de la variación en el número de casos de pacientes en Gran Bretaña, pero, al combinar los efectos de los rayos solares y la fiebre glandular, se podría entender el 72 por ciento de la variación en los casos.

Para Doug Brown, de la Sociedad de Esclerosis Múltiple, el estudio demuestra que la enfermedad es causada por una serie de factores vinculados.

La esclerosis múltiple está caracterizada por la aparición de lesiones desmielinizantes, neurodegenerativas y crónicas del sistema nervioso central.

La literatura científica indica que las mujeres están más afectadas que los hombres y el comienzo de la enfermedad oscila entre los 20 y 40 años, aunque se puede observar a cualquier edad.

Entre los síntomas musculares se encuentran pérdida de equilibrio, espasmos musculares y problemas para mover brazos, piernas y la locomoción.
 

18/1/17

Ambos lados del cerebro tienen que ver con el habla, halla un estudio [18-1-17]

Ambos lados del cerebro tienen que ver con el habla, halla un estudio

El descubrimiento podría llevar a nuevos tratamientos para las víctimas de ACV o los que sufren de lesiones cerebrales, afirman los investigadores

El habla conlleva el uso de ambos hemisferios del cerebro, según un estudio que podría acabar con la creencia común de que solo un lado del cerebro se utiliza para esa tarea.

Los hallazgos mejoran la comprensión sobre cómo el habla se genera en el cerebro, y podrían ayudar a conducir a nuevas formas de tratar los problemas del habla, apuntaron los investigadores.

Anotaron que las conclusiones anteriores sobre el habla provenían de estudios que dependieron de mediciones indirectas de la actividad cerebral. Este nuevo estudio examinó directamente el vínculo entre el habla y la actividad cerebral. Se implantó directamente electrodos especializados dentro de y en la superficie del cerebro de los participantes del estudio.

Los investigadores se enfocaron en las partes del cerebro utilizadas durante el habla. Se pidió a los participantes que repitieran dos "palabras inexistentes": "kig" y "pob". Utilizar palabras inexistentes para desencadenar la actividad cerebral permitió a los investigadores aislar el habla del lenguaje.

Los resultados mostraron que los participantes utilizaron ambas partes del cerebro para el habla, según el estudio, publicado en la edición del 15 de enero de la revista Nature.

"Ahora que tenemos un mayor conocimiento sobre la conexión entre el cerebro y el habla, podemos comenzar a desarrollar nuevas formas de ayudar a los que han sufrido un accidente cerebrovascular (ACV) o lesiones que resulten en daño cerebral que intentan recuperar la capacidad de hablar", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Nueva York el autor principal del estudio, Bijan Pesaran, profesor asociado del Centro de Ciencias Neurales de la universidad.

"Con esa mayor comprensión del proceso del habla, podemos ofrecer nuevas herramientas a los métodos de rehabilitación en formas que aíslan la recuperación del habla y que no tengan que ver con el lenguaje", añadió.